Mi momento en el mundo.

jueves, 19 de enero de 2017

INUNDACIÓN



El calor oprime, no deja respirar,
 el aire entra abrumador, caliente,
 el silencio de la siesta se presta al brote de las letras
que, regadas de sudor crecen, se acumulan.
Poco a poco el pueblo despierta de su letargo,
la muchachada en sus motocicletas
hacen la diferencia entre tanta gente lenta,
lenta en años, lenta en paciencia, lenta en sueños.
Las plantas piden agua con sus hojas caídas,
el pasto crece desmedido, entre verde y amarillo.
El naranjo, la mandarina, esperan el invierno
con sus hojas verdes y frutos ausentes.
En otros pueblos hay tristeza, dolor, impotencia.
Verano de lluvias, agua en torrentes que arrasa,
el calor no cesa, crece como el agua, como la humedad,
 como la humedad de los ojos de los que perdieron todo.


jueves, 22 de diciembre de 2016

ÍDOLOS DE BARRO

   Muchas son las veces en que el ser humano endiosa a alguien a quien ama, ve por sus ojos, escucha por sus oídos y vive para sentir su respiración. Puede ser un amigo, un hermano, la pareja, un padre, un nieto, también puede ser un hijo...
   Lo vemos tan perfecto, que hasta sus errores nos parecen nimiedades, cosas de la vida, errores cometidos sin voluntad de dañar. Hasta que nos dañan a nosotros...
   Cuando decidimos hacer algo por nuestra propia voluntad, porque nosotros también somos seres libres y pensantes,  entonces en ese momento ves como tu ídolo se hace de barro, intentando rebajarte, hace que te sientas la persona más insignificante y miserable del mundo, porque al "rey o reina" hay que consultarle todo, no se puede tener sentimientos ni decisiones que no sean aprobadas por él o ella.
    Ahí es cuando te das cuenta que tenías en un pedestal a una persona egocéntrica, a la que no le importan tus sentimientos más que lo que le importa una cucaracha a la que aplasta caminando. Ese es el momento de reconocer que no hay ídolos humanos, pero también comprendes de un plumazo, que toda tu vida estuvo equivocada desde el principio, solo te queda reiniciarla, pero esta vez sin dioses de barro, viendo solo al ser humano tal cual es, para no ser lastimado nuevamente, para que la hipocresía del mundo no te cubra con su manto.
   Seguramente que lo que tú hiciste, esa persona lo hizo más veces, como priorizar amigos antes que a tí, como tenerte en cuenta por necesidad, como olvidar cada detalle de las cosas que hiciste por ella, y no porque fuera tu obligación, sino que por amor le allanaste el camino, pero al llegar a un punto, te desconocen.
   Lo que esa clase de personas no ven en su ceguera, es que la vida es un ida y vuelta, y que lo que hoy reclaman, mañana les será reclamado, que por lo que hoy hacen llorar, mañana llorarán, porque aunque se creen muy perfectos en su manera de actuar, el tiempo les mostrará que la perfección solo viene de la mano de Dios.

Copyrighted.com Registered & Protected 
BRCT-R3FB-R6WA-RWBA                        

sábado, 10 de diciembre de 2016

  






 Dicen que los Geminianos tienen dos personalidades, ¿conflictivo?, no lo creo, también dicen que la matemática y la poesía no se llevan bien, no se quien fue que dijo semejante barbaridad, yo soy geminiana, adoro las matemáticas, adoro las poesías y todo lo que sea palabra escrita, adoro la literatura, soy una ávida lectora.
   No entiendo que de conflictivo puede ser que me gusten las matemáticas y también las poesías, para mí la matemática es poesía, y la poesía es amiga íntima de la matemática, si no fuera así, no necesitaría contar mis versos para hacerlos  con métrica.

   ¡Ay, que bien me siento!, descubrí que no tengo personalidad dual, eso es puro cuento, en la vida necesitamos de la poesía y de los números, y todo puede convivir en perfecta armonía. Mejor, vayan cambiando la idea de que los Geminianos son duales, no es real, puede ser que tengan facilidad de adaptarse a los cambios, y algún que otro defecto, como alguna que otra virtud, pero sepan señores estudiosos del zodíaco que, no somos duales…. Simplemente podemos amar con la misma intensidad dos cosas opuestas a la vez, opuestas según dicen los demás, pues para nosotros las matemáticas y la poesía se llevan muy bien.

Copyrighted.com Registered & Protected 1KKP-0XBU-OHHU-FB55            Safe Creative

domingo, 27 de noviembre de 2016

PUNTO FINAL





¿Qué hay en el horizonte, más que sombras inciertas,
y un camino con fronteras? ¿Qué hay en este lugar,
que tanto por él pelean? ¿En donde anidan los placeres
del trabajo dolorido, del oro acumulado,
de la mujer pisoteada, del niño aquel sin caricias,
de la miseria del rancho, del agua contaminada,
del viejo que ya no sirve, porque es piel y es estorbo,
díganme donde anidan? ¿Quién disfruta los placeres,
de la sangría del mundo? Con tanto dolor y muerte,
con tanta pobreza injusta, ¿en que rincón se acumulan,
donde, donde están? ¿Cuál es el fin del dinero?
¿Porqué corremos tras él? El placer está en el verde,
en la luna y en el sol, en los ríos del planeta,
y en el medio de la mar. En esa extensa arboleda,
en la sombra que nos da. El placer, cuando amanece,
también cuando el sol se va, cuando la luna se asoma,
y si no se asoma, está. Son sencillos los placeres,
los que pueden disfrutar, no es fácil conocerlos,
pues si prima la ambición nos ciega para mirar,
que en las cosas sencillas, está la felicidad.
Es incierto el horizonte, si queremos encontrar
placer tan solo en el oro, porque el oro queda acá,
en la vida hay fronteras, que tenemos que cruzar,
detrás de esa frontera, está el punto final.

 Copyrighted.com Registered & Protected 
AWQE-HK17-UIWE-OACE

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Los viejos, mis viejos...

                                              

Soledad,
suspendida en gotas de rocío,
se deslizan por los pliegues añosos,
caen a la nada,
se pierden en la alcantarilla de la vida.
Día tras día,
noche tras noche,
esperan…


   Somos ciegos los hijos, no entendemos a nuestros padres.  Cuando somos adultos los creemos eternos, y pensamos que nos deben abrazos, que nos deben palabras, que nos deben visitas.
   No comprendemos que en su vejez buscan refugio en su hogar, porque el mundo cambió, les asusta, ya no es el mismo mundo y no tienen las fuerzas para cambiar con él, ya no pueden sumergirse en su torbellino.
   Entonces, nosotros los hijos, nos sentimos molestos porque prefieren quedarse en su hogar esperando una visita que no llega, esperan una llamada que les diga que los amamos.
   Encerrados en nosotros mismos nos dejamos arrastrar en la vorágine de nuestra propia existencia, los viejos, nuestros viejos esperan…
   Nos esperan porque su mundo es débil, nosotros creemos que son fuertes, que se hacen los viejos, pero sus huesos tienen la suma de los dolores callados, esa suma los hace más lentos.
   Nosotros, los hijos, comparamos a nuestros padres con los de fulano o mengano, --Mira, aquel puede- decimos, -tú también puedes-, siempre queremos más de ellos, siempre exigiendo, como si la vida les hubiera exigido poco….
   Ellos no nos comparan con hijos ajenos, sus ojos se llenan de amor al vernos, nos aman por encima de toda virtud o defecto, no exigen, solo comprenden…
   El tiempo que inexorable avanza, sin que nos demos cuenta nos da un golpe, todo cambia, ya no reclamamos, no comparamos, no tenemos a quien, ahora… nos comparan… nos exigen…
Copyrighted.com Registered & Protected 9ATB-RJXV-5INP-C39E


sábado, 1 de octubre de 2016

LOS TONTOS Y EL INTELIGENTE

Los tontos y el inteligente….

El pueblo se viste de fiesta,
hay movimiento en las calles,
risas, encuentros, compras,
pero el alma apática no ve los colores,
el gris es su mundo, la crítica es su verdad.
Encerrado en cuatro paredes no ve nada,
la vida le pasa por un costado,
no la retiene, la deja ir.
Nada le interesa, es ajeno a todo,
superior a nada, pero superior.
Falto de interés, se cree inteligente,
inteligente ignorante, pero inteligente.
Los otros no lo entienden, los otros…
seres inferiores llenos de defectos,
es superior y se aleja.
El gris se aleja, para no contaminarse,
porque los otros son tontos,
él es el vivo, sabe todo, hace todo,
menos vivir.
Quiere más y más, con nada,
para que los tontos lo admiren,
para que los tontos lo envidien,
para que los tontos…………..
Copyrighted.com Registered & Protected FTEV-DHD2-97UL-INMI
Safe Creative

LOS TONTOS Y EL INTELIGENTE

Los tontos y el inteligente….

El pueblo se viste de fiesta,
hay movimiento en las calles,
risas, encuentros, compras,
pero el alma apática no ve los colores,
el gris es su mundo, la crítica es su verdad.
Encerrado en cuatro paredes no ve nada,
la vida le pasa por un costado,
no la retiene, la deja ir.
Nada le interesa, es ajeno a todo,
superior a nada, pero superior.
Falto de interés, se cree inteligente,
inteligente ignorante, pero inteligente.
Los otros no lo entienden, los otros…
seres inferiores llenos de defectos,
es superior y se aleja.
El gris se aleja, para no contaminarse,
porque los otros son tontos,
él es el vivo, sabe todo, hace todo,
menos vivir.
Quiere más y más, con nada,
para que los tontos lo admiren,
para que los tontos lo envidien,
para que los tontos…………..
Safe Creative
Copyrighted.com Registered & Protected FTEV-DHD2-97UL-INMI

lunes, 26 de septiembre de 2016

ELECCIONES EN EL CIELO

    Era el 24 de septiembre del año 2009, los ángeles en el cielo estaban entusiasmados e inquietos, el día 25 del mismo mes había elecciones, todos ellos estaban abocados a la tarea de embellecer aún más todo el cielo, el sol debía brillar con toda su intensidad, las estrellas y la luna adornarían el cielo para reflejar una luz blanca como nunca se había visto. Las nubes tomaron la forma de manteles de puntilla inmaculadamente blancos para adornar el evento.
   El día veinticinco, muchas almitas bajarían a la tierra para tomar su lugar en los bebés que nacerían, pero había un almita muy especial, un almita que guardaría su inocencia  eternamente y sonreiría siempre iluminando la carita del cuerpito que le tocará ocupar. Por esa almita tan especial había tanto alboroto en el cielo, porque se debía  elegir muy bien a qué papás dársela. Para un alma muy especial, se necesitaban papitos muy especiales.
   Los bebés en la tierra estaban a punto de nacer. Las elecciones se llevaron a cabo con mucho orden, los ángeles eligieron a Paola y Jorge para ser los padres de una criatura angelical. La ansiedad de los angelitos para ver como se desenvolvían los nuevos papás era manifiesta con algunas lloviznas que paraban de golpe y salía nuevamente el sol, en momentos soplaba el viento y alguna vez el granizo golpeaba la tierra.
   Pasaron unos minutos, minutos del tiempo de Dios, tiempo que es diferente al de los hombres, pues para ellos esos minutos son años, Paola y Jorge se fueron dando cuenta que su niña era especial, la amaron aún más.  Con gran alegría   en el cielo comprobaron que habían elegido muy bien a los papás de esa criatura tan especial, una hermosa niña de  blanca tez, ojos azules como el cielo claro y cabellos muy rubios color oro, una niña eternamente inocente, con una sonrisa bella que nunca abandona su carita y reparte mucho amor para todos, su nombre es Lionela.
   La niña ángel, a veces pierde el equilibrio cuando camina, pero allí están sus papis para sostenerla, tampoco habla para pedir lo que necesita, más sus papis la entienden perfectamente para complacerla o para sanarla cuando tiene algún dolor. Lionela  recibe y da mucho amor.
   Hay gran fiesta en el cielo, celebran su elección, pero ya se están preparando nuevamente, hay más almitas especiales y hay nuevos papás que serán elegidos para la dulce y noble tarea de amarlos.
  
                                                  FIN

   Los ángeles saben a quién pueden darle un alma especial, lo eligen con suma cautela y si tú tienes a alguien especial por hijo, regocíjate porque es seguro que en las elecciones del cielo, ellos te eligieron porque eres fuerte y tienes mucho amor para brindar, y solo  personas fuertes, con un gran corazón pueden llevar a cabo la tarea maravillosa de ser los padres de un pequeñín especial.



 Copyrighted.com Registered & Protected 
ZHPP-HXCR-MSBC-0ZGN